Arte en iluminaci PDF Imprimir E-Mail
publicaciones - revista
Escrito por Home Tech. N   
sábado, 10 de marzo de 2007

ImageBlanco a más no poder, símbolo de paz; alturas de vértigo, signo de poder; cristales por doquier, símbolo de transparencia; tecnología en cada pared, signo de control y confort. Así es la Casa Luz.

Casa Luz. Donde la iluminación se convierte en arte 

ImageBlanco a más no poder, símbolo de paz; alturas de vértigo, signo de poder; cristales por doquier, símbolo de transparencia; tecnología en cada pared, signo de control y confort. Así es la Casa Luz.

De arquitectura opulenta y acogedora por disímbolo que parezca, esta residencia producto del lápiz y el ingenio del arquitecto Antonio Atolini Lack, se yergue majestuosa en su exterior y magnánima en su interior. Fortaleza desde afuera, familiar desde adentro. De construcción impecable, con aires mexicanos, con decoración minimalista, la Casa Luz demuestra que la tecnología sirve, no sólo adorna.

El reto de desarrollar un proyecto integral de iluminación y de a su vez generar una propuesta de integración total se le debe a la compañía Mantenimiento Arquitectónico Integral (MAI) al mando del arquitecto Pedro Garza, que no escatimó talento y creatividad para lograr el objetivo del afortunado poseedor de tan singular residencia. “La casa debe lucir y debe proporcionar confort a cualquier hora del día”, señala. Pedro Garza ahonda sobre el proyecto: En esta casa nunca se pusieron cortapisas a la hora de proponer soluciones. Nos dieron vía libre y eso ayuda muchísimo. Primero, nos topamos con un cliente que entiende de tecnología, lo cual te facilita en gran medida el trabajo. Desde que entramos a esta obra, el dueño sabía en términos ideales y conceptuales qué es lo que quería en su casa. El hincapié primario era instalar un sistema de sonido de calidad por toda la casa; luego, sin embargo, la cuestión de la iluminación pasó a primer término: aprovechar la arquitectura de Atolini y darle un tratamiento lumínico era como poder modificar la piel de la casa de acuerdo al mood del dueño. Para nosotros el reto era doble, por un lado estaba el gran compromiso de darle luz a la casa que había diseñado uno de los mejores arquitectos de residencias de este país, y demostrarnos que nuestra ardua capacitación, larga experiencia y trabajo n conjunto podían sacarnos avante ante tal situación. Por otra parte, teníamos la presión de un cliente sumamente exigente que se sabe mover entre terminología tecnológica. Esto te motiva a desarrollar un trabajo más creativo.

La creatividad está en la iluminación

Cabe destacar que estamos en una residencia con techos altos –la sala tiene doce metros de altura, por ejemplo-, lo que obliga a pensar no sólo creativa sino eficientemente. ¡Imaginemos cambiar un luminario a esa altura! Para ello, el equipo de MAI propuso concebir un diseño de iluminación de vanguardia: cero luz directa, ningún foco visible y aprovechar al máximo posible algo que se había planteado desde el inicio de la obra: la luz natural durante el día era el alma de la residencia. Y de hecho lo es, en las horas de la mañana y hasta que el sol se pone no hace falta encender ni una sola lámpara, pues el astro rey baña todos y cada uno de los rincones de la casa, incluso los baños. Y la razón de esto es por el hecho de contar con varios pasos de luz (gigantescos tragaluces rectangulares) que lo mismo están en la sala que en los pasillos, en el salón de juegos de los niños o en los tocadores.

ImageDurante más de un año, Mantenimiento Arquitectónico Integral se involucró de lleno en el proyecto, entre seis y ocho técnicos instaladores pasaban del cableado y la distribución eléctrica, al cableado estructurado que contenía las señale de telefonía, datos, audio, video y control. Aquí el arquitecto Garza apunta: “El cableado estructurado es la base de todos los sistemas, tanto de iluminación como de control, sólo utilizamos cable dedicado para cada subsistema; cada uno de ellos es de alta especificación”.

La iluminación se destacaba como el primer sistema a diseñar. “Partimos del diseño de luz de día que ya nos había dejado el arquitecto Atolini –explica la arquitecta Gloria Martínez, especialista en control de iluminación de MAI-, la luz natural ya es en sí un efecto, y puede jugar a tu favor o en tu contra. Nosotros optamos por apoyarnos en los pasos de luz y convertirlos en ‘luminarios virtuales’, de hecho, en esa posición fue donde colocamos las luminarias reales, siempre cuidando que no fuesen percibidas a primera vista y por ende que no afectase a la decoración minimalista de las enormes paredes”. Al eliminar las distracciones lumínicas, la luz sólo depende de su efecto, jamás el dispositivo de donde provenga. El dueño de la Casa Luz siempre pidió confort y la respuesta se la dio el diseño de Mantenimiento Arquitectónico Integral: un nivel de iluminación uniforme, sin deslumbramientos; un concepto que muestra el diseño lumínico de un ojo sensible y que afirma estar basado en algo muy sencillo, pero a la vez muy olvidado: controlar el nivel de brillo.

Una casa como ésta merecía una iluminación que la hiciese lucir lo mismo a las 6 de la mañana que a las 10 de la noche. MAI jugó mucho con los amplios espacios que permitía la residencia y experimentó con todo lo que un diseño de iluminación permite: luz de acento para las obras de arte, caminos de luces tanto en interiores como en exteriores, hacer baños de luz en las paredes, lo cual causa efectos espectaculares en la noche, los jardines cobran vida de una manera especial cuando cae la oscuridad. La arquitectura de esta casa permite asimetrías, juegos de reflexión y demás creaciones.

Para tal nivel de sofisticación se requería un control de iluminación que no echara por la borda tanto concepto. “Hicimos un diseño de manos libres, pues aprovechamos todos los recursos técnicos que permite un sistema como el HomeWorks de Lutron: crear diversas escenas en una sola zona, esto acorde a gustos, necesidades o momentos que los habitantes de la casa deseen. Imaginen que la sala a veces es lugar de visitas, espacio para fiestas, sitio de lectura y reflexión. Podemos recrear diferentes ambientes en un solo espacio. Es más, al mover la iluminación parecen diversas casas”, destaca Gloria Martínez.

En el control no hay cabida para la confusión

Image Si el diseño y el control de la iluminación fueron premisa, una casa de tales dimensiones necesitaba sistemas de control integral para toda el área que cubre. Por ello, el sistema de automatización era tan importante como la iluminación.

Mantenimiento Arquitectónico Integral optó por ir a la segura con los componentes de AMX, la compañía de Texas, en la cual se basó para controlar los subsistemas de audio, video, CCTV, seguridad, aire acondicionado, telefonía y datos, además de ser el sistema maestro sobre el cual se “gobierna” el control de iluminación de Lutron.

Bajo la premisa de mantener una casa limpia de cables y aparatos, MAI acondicionó un muy decoroso cuarto de control o “nodo cero” (como ellos lo llaman), en el sótano de la residencia, donde instalaron cuatro grandes rocks con decenas de componentes que proyectan todas las señales que van hacia cada una de las habitaciones, lo mismo cables que llevan entretenimiento (música de CDs, radio, de canales de videos o de sitios de Internet y video, sea de un DVD o de la señal satelital de televisión), que cargan control o comunicaciones.

Otra parte muy importante del universo de la automatización de la Casa Luz es la motorización. En ella se incluyen persianas y cortinas en sala, comedor y recámaras. El arquitecto Garza ya había mencionado lo complicado que resulta convivir con un espacio que siempre está rodeado de luz; sin embargo, el dueño de la residencia lo tenía pensado y Pedro lo explica: “Era preciso pensar en situaciones atípicas, como algún malestar físico de un miembro de la familia, incluso una desvelada, casos en los que la estrella mayor suele causar efectos nocivos”. La solución estaba técnicamente lista y MAI la aportó: “Utilizamos mamparas electromecánicas que funcionan, de alguna manera, como dimmers de sol, por extraño que esto parezca”. Esto funciona sólo a elección del usuario y nunca de manera automática.

La fiesta del audio y video

ImagePocas residencias hay como Casa Luz, donde el entretenimiento audiovisual está presente en todo momento. Nada más para dar ejemplos: dos pantallas de plasma (una LG de 40” en la sala y una Fujitsu de 61” en el cine en casa), dos más de LCD (una de 15” y una de 30”, ambas de Sharp), cinco receptores de televisión satelital (Sky, DirectTV nacional y norteamericano), veinte bocinas empotrables de Sonante para las habitaciones de la casa, en pasillos y baños, las cuales cuentan además con nueve subwoofers, todo de Sonante, con certificación THX, esto alimentado por un receptor de audio video DTR 9.1 Integra.

El ejemplo más claro de automatización en Casa Luz lo otorga el show de la televisión de plasma LG que se encuentra en la sala. Veamos porqué: digamos que queremos ver una película, para hacer esto bastaría apretar el icono “DVD” en la pantalla táctil; al instante bajan las persianas que cubren el ventanal que da al jardín, y como por arte de magia, va ascendiendo desde el suela la televisión, en veinte segundos tenemos la televisión instalada donde momentos antes teníamos sólo duela de madera (ver foto de portada); enseguida aparecería en pantalla el extenso menú del organizador de Vds. De Escient (el modelo PowerPlay) donde tendríamos para escoger hasta doscientas películas, las cuales están almacenadas en el reproductor DVD-200 de la misma marca; una vez en el menú, nos podemos mover por orden alfabético del nombre de la película o tal vez en grupos catalogados de acuerdo al género al que pertenecen: comedia, infantiles, acción, cine de arte, adultos, etcétera, una cruz de cursores nos da acceso a la cinta seleccionada y luego basta oprimir play para que el show comience.

El dueño como verdadero usuario
ImageLo mejor siempre será lo más simple. Y es que a veces tanta tecnología abruma, incluso la más ducho. Esto fue algo que se estudió desde el principio en Casa Luz. Si bien es cierto que el dueño sabe moverse entre gadgets y componentes, también sabía que de poco valía una casa con tal cantidad de apartaos, dispositivos y mecanismos si todos ellos no pudieran operarse con harta facilidad. La propuesta de integración de MAI se basa en las interfaces gráficas, en el diseño de las pantallas táctiles y de los teclados de pared, es imprescindible que el cliente participe tantas veces como sea necesario, pues a fin de cuentas él será quien lo use toda la vida. El esfuerzo del control de una casa vía interfaces gráficas debe forzar al dueño de la casa a interesarse en el desarrollo de las mismas, esto habla en cierta manera de la cultura del cliente.

MAI invirtió tiempo, dinero y talento en otorgarle a los habitantes de la Casa Luz dispositivos fijos y móviles de control de AMX, intuitivos y sencillos. Este trabajo le correspondió en gran parte a Juan Carlos Borja, el especialista en programación de MAI. “Nos vamos en torno a necesidades y luego a gustos, siempre en ese orden, no nos dejamos caer en la tentación de poner en las pantallas algo que nosotros como integradores deseemos. Si esto no refleja un uso cotidiano del cliente, en pocas palabras, diseñamos a conciencia, no a capricho”, refiere Juan Carlos y prosigue: “El resultado de tu integración de sistemas se refleja cuando el usuario de la casa puede hacer operaciones por sí mismo, sin que tengas que darle largas explicaciones, pues las pantallas son lo suficientemente intuitivas y ergonómicas como para que cualquiera las maneje, es preciso que los habitantes de la casa le pierdan miedo a la tecnología”. En este caso el dueño de Casa Luz está más que satisfecho con los resultados de la operación real de su hogar. Como integrador hay que estar pegado a sus dudas y nuevas necesidades o modificaciones que se le ocurran por el uso diario de los equipos, y este proceso suele durar varios meses, pero es lo menos que se puede hacer cuando el cliente otorga la confianza de trabajar en su espacio.

La Casa Luz es un claro ejemplo de tecnología bien entendida, donde sobresale un poderoso pero intuitivo sistema de control y, por supuesto, donde la luz, donde la iluminación se convierte en arte.
 
< Anterior   Siguiente >

proyectos Realizados

espacios y calidad de vida